¡Japi Niu Yéa! (in political english, of course…)

2014

Así escribiría el título de esta entrada un político. Porque él no necesitaría saber inglés. Sin embargo, si eres camarero en el AVE deberás dominar varias lenguas. No, no voy a empezar el año hablando de los privilegios de la casta política; siempre habrá tiempo para ello: Voy a empezar tratando de vislumbrar la verdad entre dos medias verdades. Hace unos días mi mujer comentaba airada una noticia salida en prensa sobre unos enfrentamientos entre manifestantes y policía en Madrid. Para ella, según el medio que leía, la culpa era claramente de los manifestantes. Le mostré entonces otro medio, que le hizo ver que la culpa recaía claramente en la policía. “Cariño –le dije- quédate con el hecho: ha habido un enfrentamiento entre policías y manifestantes en Madrid. Cualquier otra interpretación estará viciada”.

En base a esto me encuentro con dos noticias al comienzo de este año de “recuperación”; Si hacemos clic aquí nos jactaremos de que el recibo del gas se verá congelado e incluso la luz bajará…pero si hacemos clic aquí resulta que el gas no debería haberse congelado; ¡debería haber bajado!, luego ya no nos jactamos tanto. Eso sí, esta noticia tiene su explicación lógica si clickeamos aquí y observamos los vínculos históricos de la clase política y los grandes estamentos energéticos.

Todos los años tienen su calificativo: el año del efecto 2000, el año del jubileo, el año de los mundiales de fútbol, el año de las olimpiadas, el año de la Expo…este es el año de la RECUPERACIÓN.

Sin embargo la recuperación no lo es para todos igual, como para los trabajadores de Panrico…algunos se recuperan antes, e incluso nunca tuvieron que recuperarse; sólo hay que ver a sus directivos, como antes lo hicieron Fagor, Iberia y tantos otros. ¿Verdad que cambia la perspectiva de la “VERDAD” cuando se cotejan diferentes medios y uno indaga más allá de lo que le cuentan?

Pero no quiero cerrar esta primera entrada del año sin dar mi enhorabuena a la cúpula de la CEOE (esa de la que habla tan poco Alfonso Merlos, al contrario de los sindicatos, de los que -sin excusar su presunta culpabilidad- tienen en él a un auténtico azote), la cual podrá retirarse sin los problemas que otros tienen y tendremos. Tampoco quiero dejar de felicitar a cierto amigo, que ha sido de esos más de 100.000 españoles que han encontrado trabajo recientemente: Es ingeniero de telecomunicaciones y su empresa cerró hace tres meses. Ahora sirve hamburguesas en una cadena de comida rápida por el salario mínimo interprofesional, ese que han congelado unos y quieren eliminar otros, pero… ¡qué coño! ¡Enhorabuena! ¡Eres un privilegiado! …¡y no te quejes!, que si es necesario se va uno a Laponia.

Fuentes: varias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s