De la misa, la media…

clip_image001Cuando uno trata con estadísticas, ya sea por trabajo o por afición, la rutina de los datos se puede volver tedio de tanto número intrascendente. Te das cuenta, entonces, de que eso es lo que realmente somos; números. Pero seguro que les gustaría saber en qué momento las estadísticas se vuelven interesantes. Pues es el momento en que te das cuenta de que tú, sólo tú, tomas conciencia de lo manipulable que somos. Somos, literalmente, como aquel monigote que figuraba en las carátulas de “El Padrino”.

A título de ejemplo os comentaré algunos datos que he tenido la oportunidad de observar recientemente y ya me diréis que conclusión sacáis de ellos:

1.- La EPA (encuesta de población activa) muestra una clara bajada del número de parados.

2.- Las matriculaciones de vehículos han subido.

3.- Vuelven los atascos a las carreteras y –desgraciadamente- aumenta el número de fallecidos.

4.- La venta de viviendas vuelve a repuntar por primera vez en mucho tiempo.

Si leemos esto, efectivamente, nos ponemos muy contentos –exceptuando el número de fallecidos en las carreteras-, la economía va mejor y eso nos complace a todos.

Pero, y si os digo…

1.- Que la EPA ha sido modificada precisamente para reducir el número de parados. Que entre ellos no se cuentan los parados que estén estudiando o realizando cursos. Ni se hace público el impacto que supone la emigración de nuestros titulados.

2.- ¿Sabían que casi todos los vehículos que se están matriculando son de alta gama? BMW, Mercedes, Lexus,…

3.- ¿Cómo puede haber más atascos con menos desplazamientos? Se pueden tener en cuenta varios factores: la gente no toma las autopistas para ahorrar dinero; no se revisan o se hacen mal y tarde, los vehículos; todo el tráfico se concentra en carreteras secundarias sin mantenimiento y en mal estado.

4.- ¿Y si casi la mitad de las viviendas que se están comprando se están haciendo al contado y en efectivo? ¿No tenemos todos, acaso, varios millones de las antiguas pesetas guardados precisamente para eso, para comprarnos una casita?

Entonces el panorama es diferente, ¿verdad?. Desde que te vuelves conocedor de la verdad, apenas ves las noticias. Y si lo haces, las pones muy en cuarentena. Sobretodo si los políticos te dicen qué información deben reflejar los números. Y no. No puedes negarte. Ya se ha encargado la sociedad de poner a los que se encargan de elaborar esas estadísitcas a los pies de los caballos para que no se niegue. Así difícilmente os enteraréis de noticias como estas:

Las bajadas de sueldos y demás sacrificios sólo están para los españolitos de a pie. Nuestros políticos están muy mal pagados -a pesar de los resultados obtenidos por su gestión-, así que algunos consideran que deben cobrar más aún.

Los banqueros empiezan a tener miedo, así que se procura que noticias que hagan referencia a ataques contra ellos se divulguen lo menos posible, no vaya a ser que cunda el ejemplo…sobretodo después de ver con la alegría que se indulta a banqueros y políticos en este país. Alegría que falta a la hora de conceder el indulto a una madre que lanza acido al violador de su hija después de ser puesto en libertad.

Esta es la España de hoy. La nuestra. En la que todo va para abajo hasta que llegan unas elecciones y todo va para arriba. Ni siquiera se escucha hablar de Angela Merkel. Con lo mediática que llegó a ser antes de que se empezara a hablar de elecciones europeas. ¿Dónde estará agazapada? Por suerte para todos nuestros políticos y adláteres, esto no es Grecia.

Un saludo a todos, y ya sabéis…no os creáis nada de lo que veáis…ES TODO ILUSIÓN.

Fuentes: varias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s